DELEGACIÓN DIOCESANA DE ENSEÑANZA

  • Delegado: D. Rafael Blanco Morales
  • Equipo:
  • Mercedes Conde Muro
  • Justo Mira de Cabo
  • María Luisa Mateos Corbella
  • Eloy Marqués Rodríguez
  • Email: ensenanza@diocesisdesalamanca.com

Forzados por la matemática del resultado de las últimas elecciones, los políticos no tienen más remedio que abordar el tema de la educación por consenso, tras décadas de leyes y reformas terciadas. El ministro Méndez de Vigo, de espíritu más dialogante que Wert, patrocina un nuevo diálogo social en orden a un gran pacto educativo. Poco a poco van expresándose los distintos sectores afectados. Días atrás el portavoz de la CEE, Gil Tamayo, ha expuesto con contundencia la opinión de la Iglesia en una entrevista reciente. Es conocida la opinión de la izquierda en el sentido de eliminar la docencia de la Religión en la escuela pública y de limitar el apoyo a la concertada.

 

Sigue leyendo...

 

3. El rostro de la misericordia

El título de la bula es llamativo. En Jesús tenemos la revelación del Padre y por tanto la revelación de su misericordia. Comienza así: «Jesucristo es el rostro de la misericordia del Padre» (MV 1). La misericordia no es algo secundario para entender el misterio del Padre. Ya el A Testamento lo dice claramente, el Nuevo está en continuidad con él, pero con la novedad fundamental de la ligazón de cuanto se afirma con la persona de Jesús.

Muchas son las manifestaciones de la misericordia en su vida. Por ejemplo, los milagros. Ha resumido su actividad respondiendo a los enviados de Juan Bautista que le preguntan si es el que ha de venir: «Id a anunciar a Juan lo que estáis viendo y oyendo: los ciegos ven y los cojos andan; los leprosos quedan limpios y los sordos oyen; los muertos resucitan y los pobres son evangelizados» (Mt 11,4). En él se cumplen los vaticinios de los profetas: «El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado a evangelizar a los pobres, a proclamar a los cautivos la libertad y a los ciegos la vista; a poner en libertad a los oprimidos; a proclamar el año de gracia del Señor… Y él comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta escritura que acabáis de oír» (Lc 4,18-21, cf. Mt 12,17-21). Los ciegos y los enfermos que se acercan a Jesús pidiendo ser curados invocan con frecuencia su misericordia y su piedad (cf. Mt 17,15; 20,30, etc). La bondad de Dios se hace carne en Jesús. Él siente compasión por las multitudes que lo siguen, incluso sin comer, y que son como ovejas sin pastor (cf. Mc 6,34; 8,2par).

 

Sigue leyendo...

1. Rico en misericordia

 

Juan Pablo II escribe su encíclica sobre Dios Padre, en el marco de su trilogía trinitaria (con Redemptor hominis y Dominum et Vivificantem) y la titula Dives in misericordia, rico en misericordia (Ef 2,4). También Francisco en su bula del jubileo extraordinario de la misericordia ha citado al comenzar esa misma frase. «Dios, rico en misericordia, por el gran amor con que nos amó, estando nosotros muertos por los pecados, nos ha hecho revivir con Cristo – estáis salvados por pura gracia-…» (Ef 2,4-5). Sin duda le pareció a Juan Pablo II y a Francisco que la abundancia de la misericordia es la característica más propia y específica de Dios Padre, la que mejor explica la definición de Dios como amor (cf. 1Jn 4,8.16). El corazón de Dios nos revela el sentido de su misericordia: en lo más profundo de su corazón encuentran su lugar la compasión, la bondad, la disponibilidad al perdón. No son actitudes superficiales, sino que nacen de lo más profundo de su ser, de su ser “amor”. «El gran amor con que nos amó». La reduplicación de sabor hebreo de este texto expresa la profundidad del amor de Dios hacia nosotros. Dios no solo ama, no solo muestra, no solo tiene o practica el amor: lo es.

 

Sigue leyendo...

 

 

Una vez comenzado el curso 16'/17', la Delegación de Enseñanza pone en marcha de nuevo su plan de formación de profesores. Esta vez convoca al profesorado de Religión, tanto de la Enseñanza pública como de la concertada, que ya se ha matriculado los meses previos.

En esta ocasión se acoge una de las sugerencias de la Asamblea Diocesana, que venía siendo preocupación y motivo de reflexión en nuestro ámbito desde hace tiempo y que ya recoge como objetivo nuestro “Proyecto Marco” (Punto 4; propuesta 7ª). Tendrá lugar durante el primer trimestre y se titula "La aventura del amor, el lugar del encuentro”. Se trata de un curso de 30 horas gratuito, puesto que se financia con cargo al CFIE y a esta Delegación, distribuido en 10 horas presenciales, 10 de trabajo personal y otras 10 de grupo, a través de los ya conocidos Equipos de Evangelización en la Enseñanza.

Sigue leyendo...

 

 

Salamanca, 1 de septiembre de 2016.- Continúa en la Catedral Vieja el solemne novenario en honor a la Virgen de la Vega. Esta tarde presidirá la celebración el delegado diocesano de Enseñanza, D. Rafael Blanco Morales, su predicación girará en torno a una de las 14 obras de misericordia: "Enseñar al que no sabe" .

Los cultos darán comienzo a las 19.30 horas con el rezo del Santo Rosario seguido de la Santa Misa, a las 20.00 horas, que contará con la participación del Coro de la parroquia de Cabrerizos.

Durante los días 4, 5 y 6 de febrero, los delegados diocesanos de Enseñanza de las diócesis de Castilla y León se han reunido en la Conferencia Episcopal Española para celebrar, junto al resto de delegados de España, las LV Jornadas de Enseñanza con el objeto de promover, tanto en centros públicos como en privados y concertados, una enseñanza religiosa de calidad.

 

MIRAR A EUROPA

 

Además de establecer las relaciones necesarias entre educación y evangelización, asunto que corrió a cargo del cardenal D. Fernando Sebastián, y de abordar otros temas como la formación y el acompañamiento del profesorado de Religión en los diferentes niveles educativos, los participantes en estas jornadas plantearon que el modelo educativo español debe mirar a Europa para alcanzar la normalización de esta asignatura.

Asimismo, en el diálogo generado por la reflexión del ex diputado D. Eugenio Nasarre, los delegados indicaron que en un momento políticamente tan delicado, sería deseable que los diferentes grupos parlamentarios abordasen con valentía un pacto educativo de futuro, que incluyese sin prejuicios una suficiente oferta del hecho religioso como acontecimiento filosófico, histórico, moral y teológico decisivo para el ser humano. Si la educación persigue la construcción integral de la persona, sólo integrando dignamente el saber religioso católico junto al resto de asignaturas los alumnos accederían a una comprensión equilibrada de la realidad.

 

PARA LA CONVIVENCIA Y EL RESPETO

 

Parafraseando la intervención del profesor de la Universidad Pontificia de Comillas D. Ángel Cordovilla, podríamos decir que la madurez de una sociedad y de un Estado no está en la eliminación del hecho religioso de la escuela sino en su integración, garantizando la libertad y el derecho fundamental para su ejercicio dentro de los principios democráticos de convivencia, pluralismo, respeto y reconocimiento de otras cosmovisiones e interpretaciones de la realidad. Sólo con una adecuada formación religiosa y moral el hombre podría llegar a ser plenamente aquello que está llamado a ser prescindiendo de fanatismos y radicalismos excluyentes.

Para concluir las Jornadas, el Director del Secretariado de Enseñanza D. José Miguel García presentó los datos generales de matriculación en la asignatura que arrojan, sin duda, una más que notable aceptación de las familias hacia la misma. También el Obispo responsable de la Comisión, Mons. César Franco, exhortó a los responsables diocesanos a seguir trabajando en orden a presentar la enseñanza religiosa escolar como un servicio al hombre y a la sociedad contemporánea.

 

Juan Carlos López Hernández,

Coordinador de Delegados de Enseñanza de Castilla y León

 

Currículo definitivo del área de Religión de la CEE

 

Disponible el currículo definitivo del área de Religión de la Conferencia Episcopal Española. Puedes consultarlo pinchando en el siguiente enlace:

ttp://www.conferenciaepiscopal.es/index.php/legislacion-ensenanza.html

Encuentro de profesores cristianos con Begoña Ibarrola

En el contexto del proceso de formación y convivencia de profesores que la Delegación de Enseñanza viene realizando este curso con los nuevos Equipos de Evangelización en la Enseñanza convoca ahora a una tarde de encuentro en el Auditorio Calatrava para el día 21 de Mayo. Será de 17:45 a 20:15. En esta ocasión se hace en su versión más amplia: a todos los profesores de Religión de la Escuela Pública, los de la Concertada en general y los de la Pública que se identifiquen con los valores cristianos y quieran añadirse a esta dinámica nueva de encuentro-formación-reflexión-acción. Esta vez, y en razón de su convocatoria general, se hace conjuntamente con Escuelas Católicas.

Pretendemos reflexionar sobre educación emocional en el aula y el desarrollo de las inteligencias múltiples. Según Begoña Ibarrola, la ponente, apenas trabajadas en nuestra actividad educativa (https://www.youtube.com/watch?v=HpXSnPTL0Wk). Se trata de una Licenciada en Psicología y especialista en Musicoterapia muy reconocida en el medio, que lleva muchos años formando a profesores y padres al respecto, con una larga lista de libros y publicaciones.

La segunda parte de la sesión tratará varios asuntos de interés común. Nos acompañará el Delegado de Enseñanza de la Diócesis de Zamora, Juan Carlos López, que nos representa como interlocutor ante la Consejería de Educación. Con el objetivo de mostrar cómo queda la asignatura de Religión tras la aplicación de la LOMCE en Castilla y León y para hacernos la propuesta de una nueva asociación, de nombre Docere, que pretende agrupar al mayor número de profesores, padres e interesados en la defensa de la permanencia de dicha asignatura en la Escuela, y una permanencia de calidad. También se informará del trabajo realizado por los equipos en los últimos meses, sobre todo en torno a los cuestionarios del primer cuadernillo de la Asamblea Diocesana. Los equipos de arciprestazgo, citados más arriba, junto con el de la misma Delegación, han quedado constituidos como Grupos de Asamblea y pronto entregarán sus propuestas a la Secretaría. Un tercer asunto se refiere a la refundación de la CONCAPA (Confederación Católica de Padres) que esta Delegación viene amparando junto con Escuelas Católicas. A este respecto conviene recordar que la nueva Junta de la Asociación se ha reunido por primera vez en Calatrava el 28 de abril con el objetivo de dinamizar este sector tan relevante en el mundo educativo y a veces tan olvidado en los programas: el de los padres.

 

Rafael Blanco Morales, Delegado diocesano de Enseñanza.

El BOE acaba de publicar (3-01-2015) el Real Decreto 1105/2014, de 26 de diciembre, por el que se establece el currículo básico de la Educación Secundaria Obligatoria y del Bachillerato. Constatamos con sorpresa que esta norma aprobada por el Gobierno de España, en la etapa de Bachillerato, no incluye la enseñanza de la Religión como asignatura fundamental, sino que la ofrece dentro del marco de materias optativas y deja que sean las Comunidades Autónomas (CCAA) o las necesidades de cada centro escolar, las que determinen su utilidad. Esto podría suponer la desaparición de la asignatura de Religión en el Bachillerato (Hay que señalar que en Formación Profesional el currículo ya no contempla la enseñanza de la Religión).

El hecho de que el Real Decreto 1105/2014 pueda aplicarse discrecionalmente en CCAA y centros escolares supone que el Gobierno de todos los españoles no está aplicando adecuadamente los Acuerdos firmados con la Santa Sede en 1979 y plenamente constitucionales en razón del bien común que supone la educación, instrucción y cultura integral (Constitución Española de 1978, art. 27, 2 y 3).

 

Ofrecer la enseñanza de la Religión en la escuela, incluida la etapa de Bachillerato, es un deber del Estado y corresponde a los padres el derecho/deber de solicitar para sus hijos, en el ejercicio de su libertad, una educación acorde con sus convicciones; por esto la asignatura de Religión es de libre elección (Constitución Española de 1978, art. 16).

 

En un escenario posible, la aplicación del currículo básico propuesto por el Real Decreto 1105/2014 permitiría la desaparición de la enseñanza de la Religión en la etapa de Bachillerato. Esto significaría que muchos jóvenes sufrirían una pérdida cultural muy significativa ya que la asignatura de Religión posee su propio estatuto epistemológico: presenta un diálogo entre fe y cultura, promueve la convivencia pacífica, justa y solidaria entre las personas y favorece el discurso interdisciplinar en el ámbito académico, imprescindible para proporcionar a las nuevas generaciones un saber integral.

 

Una petición al presidente de la Junta de Castilla y León

 

Por todo lo dicho, desde la Delegación diocesana de Enseñanza le pedimos al presidente de la Junta de Castilla y León que vigile la aplicación del Real Decreto 1105/2014 en nuestra región, y ponga en marcha los mecanismos necesarios para garantizar que los alumnos y las familias que cuentan con la Religión como asignatura fundamental puedan seguir contando con ella en condiciones horarias dignas (condiciones que también deberían garantizarse en la Enseñanza Secundaria Obligatoria).

 

Porque, lo realmente importante son los beneficios académicos y humanos que aporta la asignatura de Religión al alumno: le permite conocer las raíces de nuestra Nación y comprender los elementos que sostienen nuestra cultura; le permite interpretar y disfrutar mejor las obras de arte; le permite descubrir que las Constituciones democráticas, muchos Tratados Internacionales y la Declaración de los Derechos Humanos tienen un trasfondo ético/religioso; y, en definitiva, permite que cada persona tenga la oportunidad de desarrollarse en libertad y plenitud, gracias a la adquisición de principios y valores que dan sentido global a su existencia.

 

 

Julia Gutiérrez Lerones,

Delegada de Enseñanza de la diócesis de Valladolid

 

 

El Consejo Episcopal ha aprobado recientemente el proyecto marco de la Delegación Diocesana de Enseñanza.

¿Cómo hacer que la fe siga generando cultura? ¿Cómo establecer un intenso diálogo con ella? ¿Cómo pregonar el Evangelio entre los niños y los jóvenes de nuestro entorno en un contexto de profunda secularización? ¿Cómo evitar en ellos la divergencia entre la fe y la vida? ¿Cómo hacer de nosotros, los evangelizadores, maestros “testigos de la verdad del Evangelio” ? ¿Con qué medios hemos de contar? ¿Con qué estilo lo hemos de hacer?… son algunas de las cuestiones a las que pretende dar respuesta el nuevo proyecto marco confeccionado por la delegación diocesana de Enseñanza en su empeño por ensalzar el valor evangelizador de la escuela.


Ante la campaña para sacar a la Religión de la Escuela

En relación con la campaña “Por una sociedad laica, por una escuela laica: religión fuera de la escuela”, puesta en marcha de nuevo ahora que se acerca el proceso de matrícula en los Centros de titularidad pública, esta Delegación Diocesana de Enseñanza se ve en la obligación de manifestar ante los padres de los alumnos y ante la opinión pública en general, lo siguiente:

 

- La enseñanza religiosa escolar (ERE) es una asignatura voluntaria para los padres y alumnos desde hace casi treinta años. Durante estos decenios, aparte de campañas contrarias –como la presente- y de personas concretas que han tomado posturas de crítica visceral a la asignatura y a sus profesores, ha convivido pacíficamente en los Centros de titularidad pública con las demás materias y profesores. Ha contribuido significativamente a la formación integral de los alumnos y los profesores de Religión se han ganado el respeto y la estima de la mayoría. Esta Delegación Diocesana de Enseñanza agradece una vez más a todas las personas comprometidas en la Educación su respeto a la ERE y a sus profesores; agradece a los padres su apoyo, a los alumnos su implicación positiva y a los profesores católicos, especialmente a los de Religión, su dedicación y entrega.

 

- La ERE es una asignatura más, voluntaria como otras, y como tal está articulada en torno a las cuatro fuentes presentes en todo currículo: fuente sociológica, psicológica, epistemológica y pedagógica. Establece un proceso de adquisición de competencias y un sistema de evaluación y las actividades programadas permiten llevar a cabo una enseñanza personalizada, como las demás asignaturas.

 

- Los padres siguen gozando del derecho a matricular a sus hijos en la asignatura de Religión, si esas son sus convicciones, y les animamos a que lo ejerzan. A este respecto, lamentamos las confusiones que se produjeron en la matrícula del curso pasado y animamos a la Administración Educativa y a los Colegios a que faciliten las cosas a los padres.

 

- El curso pasado se introdujo una nueva asignatura en 1º y 3º de Secundaria: “Historia y Cultura de las Religiones”. Es un intento loable por aumentar la cultura religiosa de los alumnos que no elijan Religión católica, pero aclaramos que no es la asignatura de Religión Católica como haya podido parecer. Por otra parte, nos vemos en la obligación de aclarar a los padres y a los alumnos, que la mayor parte de los contenidos que se imparten en “Historia y Cultura de las Religiones”, están incluidos también en el Curriculum de Religión Católica (Historia de las Religiones, Fenomenología de la Religión, Expresiones artísticas y culturales de las religiones, …)

 

- La Legislación está muy clara: los padres tienen derecho a que sus hijos reciban una educación religiosa en la escuela conforme a sus convicciones. Está en la Constitución, en los Acuerdos firmados entre España y la Santa Sede, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en los Acuerdos Internacionales que los desarrollan. No sabemos por qué la propaganda de la campaña dice que los Acuerdos firmados con la Santa Sede son de dudosa constitucionalidad y legitimidad, ni la competencia jurídica que tienen sus autores para afirmarlo.

 

- Los autores de la citada campaña aducen, para justificar su petición de que la Religión se imparta fuera de la Escuela, o al menos fuera del horario escolar, que la sociedad española ha evolucionado. Suponiendo que los alumnos matriculados en Religión fueran una minoría, una democracia se distingue precisamente por el respeto y la promoción de las minorías, sobre todo cuando éstas respetan la legislación vigente, se acogen a los derechos humanos, los desarrollan y tienen entre sus finalidades la promoción del bien público.

 

- Iglesia y Estado están separadas en España desde que se promulgó la Constitución, lo cual no impide –antes al contrario, exige- que ambos colaboren por el bien de todos. En todos los países europeos -salvo el caso de Francia- la enseñanza de la Religión está dentro de la escuela y forma parte del currículo general de asignaturas; en muchos de estos países, a los que nadie discutiría su carácter democrático, la asignatura de Religión confesional es obligatoria.

 

- Los autores de la campaña exigen que la escuela, como todo ámbito público, sea neutral. Creemos que la mejor manera de ser neutral es no excluir a nadie, tampoco a los católicos, tampoco la asignatura de Religión confesional, según los acuerdos a que el Estado ha llegado con las diversas confesiones presentes en la sociedad española. Mientras estas confesiones respeten las Leyes y busquen el bien común, excluir su enseñanza del ámbito o del horario escolar iría contra la neutralidad del Estado. A menos que neutralidad signifique laicismo excluyente, lo cual sería de dudosa constitucionalidad y legitimidad.

 

- Los autores de la campaña reivindican el fortalecimiento de la escuela de titularidad pública. Esta Delegación Diocesana de Enseñanza también y, para ello pide a los padres, alumnos y profesores católicos, especialmente a los profesores de Religión católica que desempeñen su tarea en la escuela de titularidad pública con esfuerzo y dedicación, pensando especialmente en los alumnos con necesidades educativas especiales, en los inmigrantes y en los que parten de una situación social y familiar desfavorecida desde el punto de vista cultural. Lo mismo debe pedirle, con más razón, a las escuelas de la Iglesia y a sus comunidades educativas.

 

- Se hace referencia en los documentos de la campaña a unos supuestos privilegios de la Iglesia católica. Creemos que no puede hablarse de privilegios, sino de derechos de los padres y de los alumnos, ampliamente apoyados en la Constitución y en las leyes vigentes. Desde otra perspectiva, tampoco puede hablarse de privilegios cuando la Iglesia está prestando en el ámbito de la educación unos servicios al conjunto de los ciudadanos y al propio Estado que, si ella los abandonara, tendrían que ser prestados por el Estado y, al final, el aumento de coste económico pagado por los bolsillos de los contribuyentes.

 

- Ni la Iglesia ni la ERE pretenden adoctrinar. No entra en los esquemas de la evangelización, que se basa en proponer la persona de Jesucristo y su Evangelio como los que mejor pueden dar sentido a la vida de los alumnos. La ERE no es Catequesis, pero hay mucha gente que no está dispuesta a entenderlo.

 

DELEGACIÓN DIOCESANA DE ENSEÑANZA DE SALAMANCA.

 

Esta página ha sido actualizada el  26/06/2017

Obispado de Salamanca, C/Rosario, 18, 37001, Salamanca, España, Tel: 923128900 Fax: 923128901
casadelaiglesia@diocesisdesalamanca.com
Información Legal
2008 Informática Millán