Nueva preparación para el matrimonio

¿Por qué se rompen tantos matrimonios? ¿Vamos a seguir impasibles contemplando tanto dolor en nuestros hogares? Benedicto XVI nos muestra una causa evidente: muchas parejas llegan al Matrimonio sin una buena preparación. Por esta razón está dispuesto a que la Iglesia renueve la pastoral pre-matrimonial.

La preparación al Matrimonio “en nuestros días es más necesaria que nunca”, advirtió el Papa en la última Asamblea Plenaria del Consejo Pontificio para la Familia, que congregó no sólo a cardenales y obispos, sino también a parejas de los diferentes continentes que, con su experiencia y testimonio, contribuyen a la reflexión global de la Iglesia sobre los desafíos que hoy afronta la célula fundamental de la sociedad.

Ya hay varias propuestas concretas: aumentar la duración de los cursos para novios entre seis y nueve meses, con grupos de novios mucho más reducidos que en la actualidad y distribuyendo la preparación en tres momentos complementarios.

1 – Preparación remota

Benedicto XVI explicó que la preparación al Matrimonio debe incluir una preparación remota, otra próxima y la inmediata. “La preparación remota -explicó- concierne a los niños, los adolescentes y los jóvenes. Implica a la familia, la parroquia y la escuela, lugares en los que se educa a comprender la vida como vocación al amor, que después se especifica en las modalidades del matrimonio y la virginidad por el reino de los cielos, pero se trata siempre de vocación al amor. En esta etapa, además, deberá salir a la luz progresivamente el significado de la sexualidad como capacidad de relación y energía positiva que es preciso integrar en el amor auténtico”.

2 – Preparación próxima

En segundo lugar, el Papa propone una preparación próxima para los novios, que “concierne a quienes están prometidos, y debería configurarse como un camino de fe y de vida cristiana que lleve a un conocimiento profundo del misterio de Cristo y de la Iglesia, de los significados de gracia y responsabilidad del Matrimonio. La duración y las modalidades para llevarla a cabo, necesariamente, serán distintas según las situaciones, las posibilidades y las necesidades”. El Papa pidió “que se ofrezca un itinerario de catequesis y de experiencias vividas en la comunidad cristiana, que prevea las intervenciones del sacerdote y de varios expertos, al igual que la presencia de animadores, el acompañamiento de alguna pareja ejemplar de esposos cristianos, el diálogo de pareja o de grupo y un clima de amistad y de oración”.

3 – Preparación inmediata

En tercer lugar, el Papa propone una preparación inmediata. Benedicto XVI sugiere “incluir una catequesis sobre el rito del Matrimonio y sobre su significado, el retiro espiritual y la solicitud a fin de que los fieles y, en particular, quienes se preparan a la celebración del Matrimonio lo perciban como un don para toda la Iglesia, un don que contribuye a su crecimiento espiritual”.

En este contexto, el Papa pide que “los obispos promuevan el intercambio de las experiencias más significativas, estimulen un serio compromiso pastoral en este importante sector y muestren especial atención a que la vocación de los cónyuges se convierta en una riqueza para toda la comunidad cristiana y, especialmente en el contexto actual, en un testimonio misionero y profético”.

Para que este proyecto llegue a la práctica, el Papa ha pedido que la Santa Sede, a través del Consejo Pontificio para la Familia, publique un vademécum para la preparación al matrimonio que podría estar concluido a finales de 2011.

 

Florentino Gutiérrez. Sacerdote

 

Artículos

Esta página ha sido actualizada el  21/03/2017

Obispado de Salamanca, C/Rosario, 18, 37001, Salamanca, España, Tel: 923128900 Fax: 923128901
casadelaiglesia@diocesisdesalamanca.com
Información Legal
2008 Informática Millán