“Las Jornadas Mundiales de la Juventud se han convertido en uno de los mayores acontecimientos evangelizadores de la Iglesia y son una gran escuela de Pastoral Juvenil”

P: ¿Cuándo y como es la Jornada Mundial de la Juventud?

R: Como ya indicaba en el número anterior de Comunidad, la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) será en Madrid los días 15-21 de agosto del 2011. Se calcula la asistencia de dos millones de jóvenes. Esos días suelen ser una gran catequesis juvenil sobre Jesucristo que se desarrolla con gran alegría y como una experiencia maravillosa de Iglesia universal. Las Jornadas Mundiales de la Juventud se han convertido en uno de los mayores acontecimientos evangelizadores de la iglesia y son una gran escuela de pastoral juvenil. Siempre cuentan con la presencia del Papa, en este caso de Benedicto XVI. El Lema de esta Jornada será: “Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe” (Col 2, 7)

P: ¿Cómo está preparando la Diócesis de Salamanca la JMJ Madrid 2011?

R: Hemos constituido una Comisión Diocesana, formada por 30 miembros, representativa de casi todos los sectores de la pastoral juvenil diocesana. En esta Comisión hay muchos jóvenes con mucha ilusión y deseos de trabajar para el éxito de la JMJ. Tengo una gran esperanza en ellos y en los demás integrantes de la Comisión. Además existen otras seis Comisiones Preparatorias diversas que atienden otros tantos aspectos de la organización de esta Jornada Mundial en nuestra Diócesis.

P: ¿Salamanca acogerá peregrinos para la JMJ?

R: Los días antes de la JMJ se conocen como “los Días en las Diócesis” (DED) y serán del 11 al 15 de agosto 2011. Son días en los que la casi totalidad de las Diócesis españolas abren sus puertas a los peregrinos en camino a la JMJ de Madrid. Salamanca será una de las que acoja jóvenes peregrinos los días previos. Es una buena ocasión para recibirles y mostrarles la riqueza y el legado espiritual que poseemos.

P: ¿Entonces vendrán a Salamanca jóvenes de otros países?

R: De eso se trata. Ya tenemos peticiones de diócesis de Colombia, Francia, Inglaterra e Italia. Según los cálculos de la Conferencia Episcopal, Salamanca “debe” recibir unos tres mil jóvenes peregrinos. Yo estoy dispuesto a acogerlos, y alguno más si es necesario. Pero necesitamos la colaboración de todos, especialmente de parroquias, colegios y centros educativos de religiosas y religiosos. Conociendo la generosidad salmantina sin duda que lo lograremos. En los días próximos toda la Diócesis recibirá una encuesta para conocer nuestra capacidad de acogida de peregrinos. Pido, y así lo espero, que seamos generosos en abrir nuestras parroquias, colegios y comunidades.

P: ¿Quiere dirigirse especialmente a alguien para solicitar esta acogida de jóvenes peregrinos?

R: En las Indicaciones para los DED del Pontificio Consejo para los Laicos, se lee que “la acogida de los jóvenes debería ser sumamente simple, en lo posible gratuita, y en las familias y parroquias”. Quiere eso decir que quienes mejor pueden acoger a los jóvenes peregrinos venidos de otros países son las familias de Salamanca. Y hacerlo teniendo la Parroquia como referencia central. Necesitamos, por tanto, unas mil quinientas familias católicas salmantinas, de la ciudad y del mundo rural, que reciban en sus casas a jóvenes cristianos de otras Iglesias del mundo, en camino a la JMJ de Madrid. Y será una experiencia enriquecedora e inolvidable para ellos y para nosotros. Conozco la generosidad de las familias de nuestra Diócesis y sé que podremos lograr este objetivo. Y de manera especial espero que lo hagan las familias cristianas que tengan hijos jóvenes en su seno. Mi súplica, así pues, la dirijo especialmente a los párrocos y a los directores de los Colegios, para que animen a las familias a que abran las puertas de sus hogares. Abriéndonos y dándonos nos enriqueceremos mutuamente.

P ¿Qué les diría a los escépticos de la JMJ, especialmente a los jóvenes alejados, o a aquellos que dentro de la Iglesia no valoran esta Jornada?

R: A algunos jóvenes, y no tan jóvenes, no les gusta este rollo, dicen, de las JMJ. Piensan que son superficiales, que son triunfalistas, que no dan frutos de vida cristiana. Otros dicen que los jóvenes van allí a gritar, que se les lleva engañados. Sin duda que las JMJ pueden ser valoradas negativamente, sobre todo por quienes se acercan a ellas con prejuicios y no han participado en ninguna. Un numero muy significativo de participantes en las Jornadas pertenecen a grupos eclesiales diversos de pastoral juvenil, que las preparan con esmero y sacan de ellas nuevo aliento para seguir perfeccionando su vida cristiana y su apostolado. Para algunos de ellos han sido la ocasión para descubrir la llamada del Señor a la vida consagrada o al ministerio sacerdotal. Por ello, a los escépticos les diría que participen en las actividades previas de la Diócesis y después en Madrid. Desde la experiencia vivida podrán mejor hacer una valoración adecuada. Y, en general, a los jóvenes católicos de Salamanca los invito a colaborar en las actividades orientadas a preparar los días de encuentro previo en nuestra Diócesis y en los actos de Madrid con el Papa. Les aseguro que vivirán una experiencia inolvidable.

P: ¿Cuál es su experiencia de las JMJ en las que ha participado? ¿Cómo animaría a la comunidad diocesana a su participación?

R: Con el paso de los años se ha demostrado que las Jornadas de la Juventud no son ritos convencionales, sino acontecimientos providenciales, ocasiones para que los jóvenes profesen y proclamen cada vez con mas alegría su fe en Cristo.

He podido participar en las Jornadas de París, Roma y Colonia; y he visto cómo jóvenes de diversas culturas y sensibilidades cristianas, unidos por la fe en el Señor resucitado, viven con gozo la comunión con la Iglesia y se comprometen en la evangelización de sus amigos y compañeros. Son experiencias de gran alegría; y por el gozo en la escucha del Evangelio se suscita la fe.

P: ¿La JMJ puede ser un revulsivo para la pastoral juvenil de la Diócesis?

R: Esto quiere ser la preparación previa a la JMJ que hemos comenzado en nuestra Diócesis. En octubre del 2010, los días del 27 al 30, vendrán la Cruz y el Icono de los Jóvenes a Salamanca: puede ser un bello encuentro entre los jóvenes y el Amor que representa y significa la Cruz de Jesús. Hagamos posible este encuentro. Además habrá otras actividades que la comisión Diocesana ira señalando y proponiendo. Tomemos este acontecimiento de la JMJ, no como un peso que nos cae encima de forma inevitable, sino como un momento de Gracia para impulsar la pastoral juvenil en nuestra Diócesis. Porque “el Espíritu sopla donde quiere, y oyes su voz, pero no sabes de dónde viene ni a donde va” (Jn 3,8). Y la JMJ Madrid 2011, su preparación, acogida y realización en nuestra Diócesis, puede ser la “chispa” que prenda fuego en la juventud salmantina.

 

 

Esta página ha sido actualizada el  11/10/2010

Obispado de Salamanca, C/Rosario, 18, 37001, Salamanca, España, Tel: 923128900 Fax: 923128901
casadelaiglesia@diocesisdesalamanca.com
Información Legal
2008 Informática Millán