Dones que ofrece la Iglesia a la Sociedad

Estos días estamos insistiendo en lo conveniente que es ayudar a la Iglesia en sus necesidades. Más en concreto, pedimos que se ponga la crucecita a la hora de hacer la Declaración de la Renta. Algunos pueden recordarnos el tópico de que los curas no sabemos más que pedir. Pero una persona inteligente no puede andar por la vida con tópicos. Es verdad que la Iglesia pide, pero también es cierto que son muchos los dones que la Iglesia ofrece a la sociedad. Pongamos algunos ejemplos:

1 – El patrimonio artístico y cultural.

Supongamos que la Iglesia no existiese. ¿Nos imaginamos que sería de nuestras ciudades y nuestros pueblos si, como por encanto, desaparecieran todos los signos religiosos? Catedrales, monasterios, iglesias, ermitas, cruceros… todo ha desaparecido. Colegios, universidades, bibliotecas, museos, archivos… todo ha desaparecido. Pintura religiosa, escultura religiosa, música religiosa… todo ha desaparecido. El domingo ya no existe, ni la fiesta de los Santos o los Difuntos, ni la Inmaculada, ni el Corpus, ni Navidad, ni Semana Santa… nada… todo ha desaparecido.

No es verdad. Todo esto existe y es obra de la Iglesia para el beneficio común.

2 – Los valores humanos y religiosos.

Sin padre no es posible la fraternidad. ¿Cómo explicar sin Dios los frutos de la solidaridad, la libertad, la igualdad, la justicia, el amor, la paz…? ¿Habrán brotado de un árbol sin raíces, de un tronco que ha sido talado para ser quemado como leña en el fuego? ¿La democracia podrá sobrevivir sin la tierra donde nació? ¿La ética o la moral encontrará justificación al margen de Dios y la ley natural?.

La oración, el rosario, las devociones, las procesiones, las romerías, la Palabra de Dios,

los sacramentos han envuelto a los hombres en un ambiente religioso donde brota la fe, la esperanza y la caridad. Los bautizos, bodas, comuniones, confirmaciones, entierros y funerales… son un patrimonio religioso inigualable. Hoy la sociedad civil quiere copiar todo esto al margen de Dios y de la Iglesia. Por algo será. La labor de Cáritas, de Manos Unidas, de los sacerdotes, los religiosos, los misioneros ha transformado nuestras vidas. Fue Goethe el que dijo: “Europa se ha construido en el Camino de Santiago”.

7 – Lo que la Iglesia ahorra al Estado.

Dejemos que Mons. Demetrio Fernández, obispo de Tarazona, lo explique: “Por otra parte, la Iglesia con todas sus obras sociales (colegios, hospitales, residencias de ancianos, albergues de transeúntes, atención a enfermos de SIDA, Cáritas, etc.) le ahorra al Estado español cada año en torno a los ocho mil millones de euros (el 1% del PIB), es decir, cinco mil veces más de lo que recibía del Estado. Si la Iglesia dejara de atender todo lo que está atendiendo ahora, al Estado le saldría carísimo sustituir esa tarea. Y eso se lo ahorra”. Veamos ahora la opinión de Paloma de Castro, desde Albacete: “Leo con sorpresa, en la página del Ministerio de Educación, que, en el año 2004, los alumnos de la escuela concertada católica ascendieron a 1.350.714, y el gasto público en ellos fue de 2.979 euros por alumno. Sin embargo, los alumnos en la pública fueron 4.636.582, y el gasto, de 7.094 euros por alumno. Esta diferencia de 4.115 euros por alumno quiere decir que, sólo en educación, la Iglesia financia al Estado con 5.558 millones de euros, mientras que el Estado sólo le entregó 22 millones a la Iglesia en el IRPF de 2004, aparte del 0,52% que libremente dimos algunos ciudadanos en nuestra declaración y, por tanto, no es financiación del Estado. 5.558 millones de euros frente a 22. ¿Quién financia a quién?”.

 

Por Florentino Gutiérrez. Sacerdote

Artículos

Esta página ha sido actualizada el  21/03/2017

Obispado de Salamanca, C/Rosario, 18, 37001, Salamanca, España, Tel: 923128900 Fax: 923128901
casadelaiglesia@diocesisdesalamanca.com
Información Legal
2008 Informática Millán